×

Te contamos las 9 maneras que tiene los ciclistas de trollear a una tienda de bicis

Las tiendas de bicicletas son lugares a los que acudimos con frecuencia para comprar nuevos componentes, hacer reparaciones o simplemente para socializar, pero debemos de evitar ir a “Trollear”



Foto:leisurewheels


Las personas que trabajan en una tienda de bicicletas, tanto mecánicos, como dependientes, tienen que enfrentarse en ocasiones a unas actitudes que se acercan al “trolleo” por parte de algunos clientes ciclistas. Hay que recordar que al fin al cabo estos establecimientos son una forma de ganarse la vida y están ahí para vender y ofrecernos unos servicios.



Pagar en especias y cervezas 

A todo el mundo le gusta la cerveza o una buena tapa pero intentar pagarles una reparación invitándoles a pasar por el bar es algo que no se debe de hacer. Las personas que trabajan en una tienda tienen que pagar sus facturas y no las pagarán con cervezas.  Otra modalidad de “Troll” es aquel que intenta pagar parte de una nueva bicicleta o componente dando otro “objeto” como por ejemplo una consola. Normalmente las tiendas de bicicletas no son un mercadillo medieval donde aceptan trueques y debes de recordar que al fin al cabo las tiendas son un negocio para ganar dinero.


Pedir prestada herramienta.

Si necesitas echar aire a tu rueda posiblemente te dejen una bomba incluso tengan alguna cerca de la puerta para que puedas hinchar la rueda, pero no le pidas que te dejen un extractor de bielas u otro tipo de herramienta para reparar tu bici, ellos tienen un taller y han pagado esas herramientas para ser usadas en el. Compra tu propia herramienta para las reparaciones básicas y vete a la tienda de bicicletas cuando necesites reparaciones más complejas. 



Creer que sabes más que el mecánico

Si has llevado tu bici a arreglar es por algo, no estés corrigiendo todo rato al mecánico diciendo como hacerlo. Que no lo haga exactamente como el vídeo tutorial que has visto en youtube no quiere decir que no te solucione el problema. Ellos lidian cada día con decenas de averías y saben bien lo que están haciendo. Vete a tomarte un café mientras ellos hacen su trabajo, será bueno para ti y ellos podrán trabajar tranquilos. 



Querer que te reparen la bici para hoy.

Las tiendas de bici tienen mucho trabajo y van reparando las bicis por orden de lista de llegada, piensa que tal vez tu bici esté ahí unos días hasta que le toque su turno. No puedes saltarte toda la cola,  las bicis que hay delante de ti posiblemente tengan la misma prisa que tu para que las terminen. Se previsor, un buen mantenimiento evitará que te salga una incidencia grave que te deje sin salir un fin de semana. 

Dejarles la bici sucia

La bicicleta en las tiendas de bicicletas siempre hay que dejarlas limpias para que se pueda trabajar en ellas sin problemas , si la dejas sucia posiblemente la tengan que lavar y eso será un coste que se verá reflejado en la factura final.  Acostúmbrate a darle un lavado antes de llevarla a ver el mecánico.



Regatear

No estás en un mercadillo donde tengas que regatear el precio de las cosas, si la pieza o bicicleta que estás comprando tiene algún descuento el propio tendero te lo dirá.  Las bicicletas vienen marcadas con unos precios que pone el distribuidor, la tienda de bicicletas puede regalarte unas revisiones gratuitas o tal vez algún kit de reparación en su compra, pero no van a poner dinero de su bolsillo para que te lleves la bicicleta más barata. 



¿Me lo miras, es solo un momento?

¿Me salta un poco el cambio me lo puedes regular? , solo es un momento que he pinchado , me cambias la cámara rápido y listo. Estas reparaciones básicas  y sencillas son las excusas que usan muchos para saltarse la cola de reparación, para meter más presión suelen ir vestidos de ciclistas después de montar en bici. Si un mecánico cae en la trampa de colarles y subirles la bici al potro, el ciclista empieza a decirle una lista increíble de problemas en su bicicleta. 


Venta On-Line

Ir a una tienda a preguntar sobre una pieza o bici que te piensas comprar por Internet o a probarte tallas para no equivocarte en tu compra online es algo que se está extendiendo mucho y que está convirtiendo a las tiendas físicas en una especie de Showrooms. 



Pedirles que sean tu Sponsor

Así no es como funcionan los sponsors, normalmente son las marcas o las tiendas las que se fijan en el piloto y no al revés. Insistir en que te den material o en que te regalen una equipación de la tienda no es una buena manera de conseguir apoyo. Simplemente cosecha éxitos y crea un buen currículum deportivo que puedas presentar a posibles sponsors.