×

Estos son los tipos de bajada a los que te tendrás que enfrentar si haces mountain bike

Existe un gran abanico de tipos de bajadas que se pueden practicar con el mountain bike llegando de esta manera a cubrir los gustos de todos los ciclistas de montaña.




Algo bueno que tiene el mountain bike es que todos los ciclistas tienen cabida dentro de el y todos tienen un terreno donde se encuentran cómodos bajando o destacan. Hay ciclistas que se adaptan a todo tipo de terreno pero en cambio otros solo montan donde les gusta, no pasa nada en odiar ciertos terrenos o amar otros, es algo normal, todo forma parte del juego del mountain bike. 



Sendas lentas y técnicas.


Los riders con tendencias al trial amarán estas bajadas, son sendas Anti-Flow, muy lentas, con curvas cerradas o pasos donde tendrás que parar la bici y aplicar equilibrio con técnica de trial para superar un obstáculo. La velocidad en estas sendas no existe, todo es equilibrio y nervios de acero.





Sendas de buen firme


Sendas totalmente limpias, sin piedras,sin raíces, esas que parecen que alguien les ha pasado un escoba antes de bajar. En ellas la velocidad es la protagonista, lo peraltes te esperan, son puro flow e incluso algunas están aderezadas con mesetas para poder despegar las ruedas del suelo. 



Sendas de roca


Grandes escalones, no hay descanso para los brazos ni para las piernas, el freno delantero mejor no tocarlo demasiado,  famosas por destrozar ruedas, al acabar de bajarlas tendrás que repasar la tornillería de la bicicleta. La velocidad moderada y el pumping encima de la bicicleta para ayudarla a flotar son sus estandartes.



Sendas Anti-Grip


No existe ninguna cubierta Mtb en el mercado que agarre en ellas, nada es firme en estas sendas, su superficie está formada por piedras sueltas,polvo y tierra , frenar no sirve para nada, la bicicleta sigue su camino endemoniado ignorando nuestras órdenes. La sensación de ir surfeando, jugar con el peso del cuerpo y la sensación de que la bici se irá en cualquier momento son características de estas sendas.





Sendas inclinadas


Hablamos de colinas o secciones donde los frenos no pueden detener la bicicleta y es imposible bajarse de la bicicleta. El ciclista tiene que tener los nervios de acero para leer la trazada y llegar hasta el área donde pueda frenar , saber jugar con el derrape, saber tocar el freno delantero en su justa medida y saber abandonar la bicicleta si las cosas se descontrolan son algunas de las claves de estas sendas. La velocidad y las reacciones rápidas son habilidades básicas para salir airoso de ellas.



Sendas Zetas


La mayor pesadilla para una gran mayoría de ciclistas, están compuestas por decenas y decenas de “curvas en zeta” enlazadas, ángulos de 90º listos para dejarte atascado, conocidas con el anglicismo de “Switchbacks” , los ciclistas especialistas en estas sendas aplican el “Endo” o lo que es lo mismo un invertido para poder superarlas.



Sendas con drops y saltos


Todo va bien mientras no se separen las ruedas del suelo piensan algunos ciclistas de montaña, mientras que otros dicen: “todo va bien mientras las ruedas estén en el aire”. Sendas pensadas para ir saltando todo el rato, con drops, pasarelas, mesetas o rampas. Todo vale para despegar a la bicicleta del suelo.



Sendas con barro


Los ciclistas que viven en territorios lluviosos saben muy bien lo que es montar en este tipo de sendas, cubiertas de tacos altos y espaciados intentan clavar en el resbaladizo barro, todo está mojado, caerse es una opción presente en cada metro del trail. En este terreno llegar abajo se convierte en una mezcla de suerte y técnica.